Arxivar per febrer de 2018

La eterna primavera de la poesía de Mesa Toré

José Antonio Mesa Toré, Exceso de buen tiempo (Colección Visor de Poesía)

1540-1

Pájaros en el nido

(Alcaucín. Años sesenta/Mijas. 2014)

A la memoria de mi madre, Amelia;
a Amélie, mi hija

Entre la miel morena de sus piernas
acurrucaba yo mi infancia a la intemperie
y en las escalerillas encaladas
que subían al cielo de las tardes,
de la huerta cogido por su mano,
ella iba poniendo en mi boca sedienta
pulpa, gajos, amargo, dulce fuego
del amor compartido.

Las hebras de aquel sol las creí ya agostadas.
El nido, allá en la noche helada de las tejas,
para siempre vacío.
Su mano, descansando bajo tierra.

Pero incluso el olvido vuelve sobre sus pasos
y enciende antiguas sombras, las tardes que eran mosto
resbalando gozosas por la piel irisada.
Así en el alma nueva un viento tan lejano
pueda acaso esparcir viejas semillas. 

Mira cómo se acerca la pequeña Amélie
y en la palma borrosa de tu mano
pone la pedrería púrpura casi negra
de una granada, el sol de una naranja,
este racimo de uvas goteante de miel,
tan amargas, tan vívidas, tan dulces.
Para que seas tú quien las lleve a su boca.

Anuncis

,

Deixa un comentari

Ulises en taxi por Barcelona

Carlos Zanón, Taxi (Salamandra)

   Taxi_150x230

Ha entrado en la calle peatonal por la parte más alejada del casino y la Torre Mapfre, la parte fallida de los locales de ocio del Port Olímpic, para no vérselas con los ingentes trozos de carne sanguinolenta de hooligans y regordetas cerditas descalzas en inminente adiós a su soltería. No tener que abrirse camino entre los turistas entregados por cruceros de lujo y de garrafa, borrachos y desenfrenados, y las pupilas sin párpados de la muchachada nacional, entre vómitos y polvos rápidos, caídas al suelo pringoso, su tratar de alcanzarse con los puños, sus ganas de seguir bebiendo, entregando euros a tipos apuntalados al otro lado de la barra. Sandino, más allá de la jeremiada que suena dentro de su cabeza, no ve necesario invocar al Yahvé del desierto para una lluvia de azufre. Pero acudir aquí para cualquier cosa que no sea odiar Europa no tiene sentido. Y mucho menos si eres taxista y estás en acto de servicio. Aquí podría pasarte cualquier cosa. Turistada ebria que se te mete en el coche aunque lleves pasaje. Que se lanza contra el taxi en cuanto te detienes en un semáforo. Que te jode los retrovisores y escupe en los cristales como parte de la diversión pagada si consumes más de diez combinados. Tipos que se tiran al asfalto cuando vas a arrancar. Gente que si la tomas como pasaje puede potar, follar, hacerse las rayas pertinentes, cambiarse las bragas, volver a vomitar, gritarte, no pagarte, insultarte y pegarte.

   Zombieland.

,

Deixa un comentari

Una història de sorprenent actualitat

Horváth, Ödön Von, Joventut sense Déu. Ed. Fonoll

00106523328695_

    Tot i que les autoritats nazis van prohibir aquest llibre i van ordenar confiscar tots els exemplars que circulessin al Reich, no van poder evitar que la novel•la es convertís en un èxit immediat i es traduís al francès, l’anglès, el txec, el polonès i el neerlandès.

Deixa un comentari