Arxivar per Abril de 2014

En la mort de Gabriel García Márquez

gabriel1De tots els grans moments de la literatura de García Márquez, em quedo amb el final de El coronel no tiene quien le escriba. Mai s’ha acabat millor una novel·la.

   -Es un gallo que no puede perder.
   -Pero suponte que pierda.
   -Todavía faltan cuarenta y cinco días para empezar a pensar en eso -dijo el coronel.
   La mujer se desesperó.
   «Y mientras tanto qué comemos», preguntó, y agarró al coronel por el cuello de franela. Lo sacudió con energía.
   -Dime, qué comemos.
   El coronel necesitó setenta y cinco años -los setenta y cinco años de su vida, minuto a minuto- para llegar a ese instante. Se sintió puro, explícito, invencible, en el momento de responder:
   -Mierda.»

 

Anuncis

Deixa un comentari