Hotel Lutecia, de Empar Fernández

Hotel

   Andreu pudo sentir el amargo licor calcinar sus tripas y seguir el dolor físico que, como un reguero de lava, se alejaba de su garganta en dirección a su estómago. Incapaz de pensar en otra cosa, durante unos instantes experimentó algo cercano al olvido. Contemplando la copa como si pudiera encontrar en ella un rastro mágico, Claudine continuó:

   ― Con agua la absenta pierde transparencia, queda turbia. Algunos hablan del hada verde que duerme en el fondo enmarañado de las copas. Dicen de ella que es una mujer diminuta y tan bella que se apodera de la voluntad de los hombres débiles. Dicen que los pierde, que les sorbe la energía, que devora la cordura y que les roba la libertad. Si la ves una sola vez, estás atrapado, ya no puedes hacer nada. Se aloja en tu mente y allí se queda, como la absenta. Dicen que exige más y más, que es insaciable, exige tanto que hay quien le entrega la vida entera.

Anuncis
  1. Deixa un comentari

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: